Carpa en alquiler y su desarrollo histórico

 

En el pasado, las culturas nómadas se desplazaban con sus pertenencias, en función de la provisión de alimentos existente. Así, las tiendas de campaña eran esquemas de protección ante el clima, usados como viviendas, por siglos. Hoy en día, por el contrario, se desarrollan eventos que necesitan una carpa en alquiler, la que posteriormente se retorna a la empresa que la provee.

El sistema, en general, sigue funcionando a la vieja usanza. Todavía ahora se consiguen comunidades que subsisten en carpas en el desierto del Sahara, algunos pueblos cercanos al mar Mediterráneo y también entre los esquimales del Polo Norte.

Este estilo habitacional permite una alta movilidad en el espacio disponible y una gran facilidad al colocar y remover las estructuras. Usualmente, consiste de postes de madera o un material diferente que resista el peso de la cubierta; la cual puede ser hecha con componentes vegetales, pieles de animales preparadas u otros.

En su mayoría son instalaciones pequeñas, individuales o familiares, porque el pastoreo nómada exige amplios espacios y poca competencia por los alimentos de los rebaños. Los lugares donde se hacen de mayores dimensiones son en los oasis, puesto que allí las comunidades tienen una mayor permanencia.

¿Qué sucede con las carpas en las ciudades?

El sistema descrito no se limita a los ambientes citados. En las ciudades modernas se utilizan en eventos sociales cortos y, asimismo, en campamentos militares. Los toldos constituyen una forma de habilitar espacios abiertos, como plazas, terrenos baldíos o aparcamientos de vehículos, desarrollando actividades varias que duran horas o días. Al final, se desmantelan devolviendo el área a la condición original.

A su alrededor, crece una industria que usa barras metálicas (hierro o aluminio) para soportar los textiles de lona u otros materiales. Existe toda una variedad de modelos, desde los pequeños hasta los que cubren grandes superficies. La combinación de elementos ha facilitado obtener carpas integrales que se arman al abrirlas mediante mecanismos de bastidores.

Para una actividad que requiera de una instalación rápida y por un período limitado, fiestas, celebraciones, espectáculos publicitarios, religiosos o políticos, considere la opción de contratar los servicios de una empresa que rente carpas.