La normativa ISO 9001/22000 se encargará de velar por los consumidores

La nueva norma ISO 9001/22000 se encarga de regular la calidad de los alimentos que van a ser adquiridos por los consumidores. Ésta se encarga de proporcionar certificaciones para favorecer la relación de confianza entre la industria y los clientes. Además de regular las actividades cotidianas de las empresas.

ISO 9001

Estas normas son responsables de los sistemas de gestión de calidad, que deben ser implementados por los comercios. Con estos métodos se incrementa el compromiso de los proveedores para con sus consumidores. Fortaleciendo también, la buena convivencia en las sociedades.

ISO 22000

Se basa en los sistemas de gestión de seguridad alimentaria, los cuales aplican a las distintas partes que componen el suministro, como son los agricultores, los ganaderos, los transportistas o los puntos de venta. Se encuentra vinculada, a su vez, con los sectores responsables de la higiene y la limpieza y los fabricantes de dichos equipamientos.

Objetivos básicos de las normas ISO 9001/22000

Las ventajas que adquieren las sociedades al aplicar la ISO 9001 son muy diversas, una de las más importantes es el incremento de la participación de la propia administración en los sistemas de calidad. Pero también, se aumenta la productividad, al igual que el grado de satisfacción de los propios clientes.

En el caso de la ISO 22000, se intensifican las mejoras en los procesos de seguridad alimentaria, la comunicación durante la cadena de suministro se ve muy beneficiada, así como la oportunidad de cerrar más negocios. Se disminuyen los costes y los tiempos de respuesta se ven mejorados.

En el caso de esta última, debido a su estrecha relación con los productos alimenticios, es una buena oportunidad que las partes obtengan esta certificación para cumplir con todas las cláusulas relacionadas con la seguridad alimentaria.

Estas normas son muy significativas en España, debido a que es un país con grandes exportadores. Debido a todo esto, es vital que se cumplan todos los requerimientos. Afortunadamente, existen buenos profesionales que asesoren de la manera más óptima. En definitiva, hay que tener presente las regulaciones que permiten un mejor intercambio entre proveedores y consumidores.