Particularidades y características de un VPS

Un sistema de VPS tiene claras diferencias con un servidor compartido. A decir verdad se trata de la implementación de un servidor dedicado, pero de manera virtualizada. Por lo que de hecho, deberá configurarse un excelente mecanismo operativo que permita tener acceso a todas sus funciones. Como es de entenderse, los servicios que son utilizados por varias entidades no cuentan con la misma ventaja que aquellos operados por una.

Pues bien, partiendo de la idea anterior, se debe mencionar que un servidor compartido, posee varias desventajas en comparación con un VPS. Para comenzar, se trata de un sistema que no solo está utilizando una empresa, sino que además son muchas otras las que toman sus recursos al mismo tiempo. Esto definitivamente afecta sustancialmente el rendimiento de nuestro servicio de red.

art5-Batch#5632-kwd2- VPS

¿Por qué es esto así? Cada vez que una nueva entidad se conecta a través de un mismo servidor, esta toma una serie de datos importante, lo que produce que nuestras operaciones sean mucho más lentas e ineficaces. En pocas palabras; todos los movimientos ejecutados por terceros afectarán de manera directa al rendimiento de nuestra compañía.

Por otra parte, un VPS toma todos los recursos de red necesarios, configurados de una manera muy precisa, de modo que se adapte perfectamente a nuestras demandas. El gran asunto es que todos sus datos son utilizados por una única entidad, aquella que contrata el servicio. Por lo que su implementación está más que valorada, en las compañías que requieren manejar una gran cantidad de información.

Características principales:

  • Los recursos de la máquina en cuestión están especialmente destinados para la empresa o persona que la adquiera.
  • Ips únicas en el servicio compartido. Es decir, todas las cuentas tiene la misma Ip de la máquina.
  • Acceso remoto mediante SSH, tal cual como sucede con un servidor dedicado.
  • Puedes incluir todos los recursos que se requieran. En caso de necesitar más, puede fácilmente ampliarse su capacidad.
  • Reducción de costes.

Este último punto destaca sobre los servidores dedicados, ya que su coste al no ser una máquina física sino virtual, se ve claramente reducido y contando con la misma potencia.